Buscar

SEROTIPO 3 DE S.PNEUMONIAE: LA NECESIDAD DE UNA VIGILANCIA CONSTANTE

Un estudio reciente publicado en la revista The Lancet analiza la evolución de la enfermedad neumocócica causada por el serotipo 3 del patógeno S.pneumoniae durante las tres últimas décadas en España.

En él se concluye que la vacunación infantil no ha tenido el efecto esperado de protección de grupo en adultos frente a dicho serotipo de la enfermedad, por lo que este segmento de la población necesitará protección directa mediante vacunación. Aunque sí se observó una disminución en la incidencia general de la enfermedad neumocócica invasiva (ENI), la causada por el serotipo 3 se mantuvo estable.

Esta forma de la enfermedad está asociada a una elevada mortalidad y, pese a que el serotipo 3 se encuentra incluido dentro de la vacuna PCV13, su incidencia continúa siendo elevada. De hecho, según los datos clínicos presentados en el estudio, la tasa de mortalidad en los primeros 30 días fue alta (32,4%). Si bien a lo largo del estudio disminuyó hasta el 16,7%, esto pone de manifiesto la importancia tanto de la vacunación como de la detección y diagnóstico tempranos para evitar las complicaciones más graves de la enfermedad (meningitis y neumonía entre otras), así como su transmisión a través del contagio de individuo a individuo mediante la inhalación de gotas respiratorias infectadas con los agentes patógenos.

OPERON cuenta con tres productos para la detección de S.pneumoniae:

Los test rápidos Simple/Stick Strep pneumo y Simple/Stick Strep pneumo-Legio (test combo que incluye también la detección de L.pneumophila en la misma tira) se realizan en muestras de orina humana y permiten acortar los tiempos en el manejo del paciente, crucial para evitar tanto complicaciones de la enfermedad como la extensión de la misma.

El test de diagnóstico molecular S.pneumoStrip para la identificación de hasta 76 serotipos de S.pneumoniae (incluido el serotipo 3), clave para estudios epidemiológicos como el que se menciona en el artículo o para estudiar la resistencia a antibióticos, entre otros.

¿Te gusta este artículo?

Comparte Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Linkedin
Comparte en Pinterest

Quizás también te pueda interesar