COVID PERSISTENTE: ¿POR QUÉ SIGUE SIENDO IMPORTANTE EL DIAGNÓSTICO DE LA INFECCIÓN POR SARS-COV-2?

Los casos de infección por SARS-CoV-2 están aumentando en España de manera significativa, como también lo están haciendo en el resto del mundo. Y si bien es cierto que los síntomas no son tan agresivos como lo eran al inicio de la pandemia y que la inmensa mayoría de la población se recupera completamente tras la infección, también es cierto que entre un 10 y un 20% de los casos presentan síntomas que se prolongan durante semanas e incluso meses, según las estimaciones de la Organización Mundial de la Salud. Es lo que se conoce como la COVID persistente, cuyos síntomas pueden aparecer en el margen de tres meses desde el inicio de la infección y pueden prolongarse durante al menos dos meses. Incluso en el peor de los casos, puede llegar a cronificarse.

Estos síntomas de naturaleza física, pero también mental y/o psíquica pueden comprometer de manera importante la vida diaria de los pacientes, tanto a nivel laboral como familiar y o social.

En OPERON contamos con dos compañeras que han padecido la enfermedad y que están dispuestas a compartir su experiencia.

¿Te gusta este artículo?

Comparte Facebook
Comparte en Twitter
Comparte en Linkedin
Comparte en Pinterest

Quizás también te pueda interesar